LAS PEDROÑERAS

El nombre de Las Pedroñeras tiene su origen a que fue una villa fundada sobre la piedra, en la Baja Edad Media.

En la actualidad, Pedroñeras es un pueblo que ha sufrido una profunda transformación y modernización económica, social y cultural, que tiene su pilar económico en la agricultura, especialmente en la producción, transformación y comercialización del ajo, producto por el cual esta localidad es conocida internacionalmente. Esta transformación también se está produciendo en todos los parámetros de la vida de la villa. Villa que tiene más de seiscientos años de historia.

Pocas cosas nuevas se pueden decir sobre La Mancha.
Vamos a centrarnos pues en los rasgos diferenciadores de nuestra especial climatología.

Los humedales de los que disfrutamos estacionalmente, El Huevero, La Laguna Grande, La Navazuela o El Taray nos ofrecen islotes llenos de fauna y vegetación frente a las grandes y típicas llanuras manchegas.

En las zonas de la ribera del río Záncara hay olmos negros, mimbres y sotobosques.

Vides, olivos y cereales tienen una amplia representación en nuestro entorno, pero sin duda, el hecho diferenciador de Las Pedroñeras es nuestro famoso "AJO MORADO".

Contamos también con un emergente mercado de turismo rural y verde que dinamiza a nuestro municipio y general ingresos cada vez más importantes.

 

El ocio, parte indispensable para tener una buena calidad de vida, tiene una excelente representación en nuestra villa, no en vano Las Pedroñeras es considerada la CAPITAL CULTURAL DE LA COMARCA.

Cuenta con un Auditorio que ofrece actuaciones de todo tipo, teatro, danza, cine, etc. atrayendo a nuestra población a pueblos de toda la comarca.

Asimismo, el sector de la hostelería, bares, restaurantes, hostales ofrece a propios y visitantes una variada oferta, sobre todo a nivel gastronómico con locales regentados por cocineros de gran prestigio a nivel nacional y que han obtenido muy diversos reconocimientos.

Sopa de ajo, ajoarriero, revuelto de ajetes, caldereta, conejo al ajillo... sin dejar de lado el resto de especialidades de la cocina tradicional manchega, nacional e internacional y todo ello regado por los buenos caldos de nuestra tierra "Viña Recreo".